Visión

  • Visión

    En el 2.021 seremos reconocidos en Medellín y sus alrededores como la Entidad líder en devolver la Esperanza a personas que la han perdido.

    Para una mayor comprensión de la Visión.

    La comprensión de lo que significa ESPERANZA nos permite valorar el impacto social del Teléfono de la Esperanza, en una sociedad como la antioqueña.Porque si  sientes  que en tu vida hay DESESPERANZA cuentas con una organización a tu lado que te posibilita recuperar la esperanza de seguir viviendo positivamente.

    Para nuestra visión, la Esperanza es el estado de ánimo en el cual la persona sabe que lo deseado o pretendido es posible lograrlo. Es el deseo confiado de obtener un bien futuro. Reconoce la dificultad pero no pierde la confianza de que lo deseado se va a obtener. Por ejemplo: “Es una enfermedad muy dura, pero tengo esperanza en que saldré adelante”. “Tenemos dificultades de pareja, pero podemos solucionarlas”. “Será una gran prueba, pero tengo la esperanza de conseguir la beca”.   “Creo que pueda conseguir trabajo antes de fin de año, no me voy a paralizar”. “Voy a superar mi drogadicción”.

    Las personas nos aferramos a la Esperanza cuando nos encontramos en una situación complicada. Se trata de un recurso que nos ayuda a no caer en la depresión, con la idea férrea de que pronto las cosas mejorarán. Esa confianza actúa como estímulo y aporta fuerza y tranquilidad para vencer cualquier obstáculo. La esperanza no retrocede ante los sufrimientos.

    Cuando se pierde la esperanza la vida se vuelve una ardua batalla contra las dificultades. Y aparece el opuesto, la desesperanza.

    La desesperanza muestra una visión negativa de la realidad en un contexto determinado. Y esta visión negativa aporta tristeza, disminuye la autoestima, suma soledad, cansancio psicológico y agotamiento físico. El sentimiento de desesperanza lleva a la persona a replegarse sobre sí misma.

    Es un mal que se vive en estos tiempos contemporáneos y afecta  gran parte de los seres humanos, impidiéndoles reaccionar de una manera positiva  frente  a los problemas de la vida.

    La desesperanza aprendida es uno de los conceptos psicológicos más importantes de los últimos años. Se refiere  a un estado de pérdida de la motivación, de la esperanza de alcanzar los sueños, una renuncia a toda posibilidad de que las cosas salgan bien, se resuelvan o mejoren.

    Es la percepción de una imposibilidad de logro, la idea de que no hay nada que hacer, ni ahora, ni nunca, lo que plantea una resignación forzada y el abandono de la ambición y del sueño. Y es justamente ese sentido absolutista, lo que le hace aparecer como un estado perjudicial y nefasto.

    Y es aprendida porque proviene de la vivencia de una serie de experiencias frustrantes, dolorosas y desalentadoras.

    Es interesante comprender cómo un estado de pobreza económico puede generar en los miembros de la comunidad una desesperanza aprendida. Por ejemplo: Juan, un joven que logró culminar sus estudios con grandes sacrificios económicos de sus padres y de él mismo, cuando quiere ingresar al mercado laboral no encuentra un puesto digno, porque no tiene palancas sociales o políticas. Al cabo de 2 años de búsqueda incesante, sin lograr un trabajo,  puede caer en desesperanza.

    Qué hacer para superar la Desesperanza?

    El teléfono de la Esperanza te ofrece una alternativa: no cargar, en solitario, con ese estado de ánimo. Conviene compartirlo con un amigo de confianza que comprenda la situación. Puedes llamar al  Teléfono de la Esperanza que te ofrece la posibilidad de elaborar tus causas de desesperanza.

    Sencillo: llama al 4482945, de Medellín. Encontrarás un orientador que sentirás a tu lado.

  •  

     

    75
    62
    84
    98

     

     

    Iconos_03-1-2

     

  • email: medellin@telefonodelaesperanza.org"
    +57 034 448 29 45

    Avenida 33 # 76 -81 Ofi 101
    Medellín, Antioquia

  • Contactenos

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Mensaje