Misión

  • Misión.

    “Promover la salud emocional de las personas y especialmente, de aquellas que se encuentran en situación de crisis”.

    Para una mayor comprensión del texto.

    Este enunciado corto, claro, sencillo, posee una gran riqueza conceptual y existencial. Involucra a todos los seres humanos como personas o como grupos sociales. Es algo que nos toca, que sentimos y vivimos frecuentemente.

    Algunas ideas que permiten comprender mejor el concepto de CRISIS EMOCIONAL.

    • La crisis emocional se puede definir como un estado de desequilibrio que afecta el funcionamiento general de la persona. Y se expresa en frases como éstas: me siento morir, no aguanto más, esto es muy duro, porqué a mí, porqué este castigo. Sin embargo hay algo importante: la crisis por sí misma, no implica enfermedad mental.
    • La vivencia de una crisis está presente en todas las personas en algún momento de la vida. Épocas como la adolescencia, la juventud, la adultez conllevan sus propias crisis. El paso del llamado “demonio del medio día”, que coincide con los 50 años del hombre, lo enfrenta a situaciones emocionales de crisis, por la búsqueda de libertad en la vida de pareja, el deseo de vivir el momento, el sentirse conquistador y seductor. El matrimonio, la educación de los hijos, la viudez, la enfermedad, son momentos particularmente sensibles a la aparición de la sintomatología de crisis.
    • La cultura china ve la palabra Crisis, como un peligro o como una oportunidad. Y aun cuando supone malestar emocional y afecta el funcionamiento normal de la persona, son momentos de transición y cambio que pueden ser muy beneficiosos para quien las padece.
    • Si la crisis se enfrenta exitosamente puede significar crecimiento y maduración. Enfrentada inadecuadamente trae consecuencias negativas, como el alcohol, las drogas, el aislamiento, la rebelión, la instalación de estados depresivos.
    • Las crisis se muestran como eventos súbitos, de un momento a otro? No. La verdad es que son consecuencias de un proceso latente. Ofrecen señales de alerta previa que usualmente se desestiman, y encuentra a la persona desprevenida y no preparada.
    • Las crisis pueden ser precipitadas por un acontecimiento específico? Sí, como por ejemplo:
    • la muerte de un ser querido que precipita una crisis en una viuda que ha sido muy dependiente de su esposo.
    • La pérdida del trabajo por discriminación social o política.
    • El paso de una etapa a otra de la vida, como de la niñez a la adolescencia, de la juventud a la adultez, subirse en años al sexto piso, la jubilación, la viudez.
    • Ser inocente y verse involucrado en un delito.
    • La viuda anciana a quien sus hijos la presionan a vender la casa heredada.
    • La persona que decide enfrentar una crisis sin apoyo de nadie es más vulnerable a los efectos negativos, y puede manejarla en forma inapropiada. Es mucho mejor buscar apoyo de entidades o personas cercanas, haciendo una apropiada selección.

    Para estos momentos de crisis El teléfono de la Esperanza, de Medellín, puede darte y te ofrece un apoyo profesional y gratuito, con el personal de voluntarios de la Institución. Allí comprenderás la crisis como oportunidad de madurar y crecer. No cedas a la tentación de  la evasión, que es la opción más fácil pero la más contraproducente.

    Con el apoyo del Teléfono de la Esperanza entenderás que las crisis traen mensajes a tu vida. He aquí algunos de los más comunes:

    • Es tiempo de hacer un alto en el camino y reflexionar cómo llevas tu vida.
    • Acepta tus emociones, deja de luchar con lo que sientes. Ábrete a la vida.
    • Mantén tus pensamientos y juicios en el presente y en la realidad. No en la fantasía.
    • Busca un estilo de vida liberador de tensiones para no acumularlas.
    • Necesitas revisar tus relaciones con la familia, los amigos, en el trabajo.
    • Es momento de confiar en ti, mejorar tu autoestima y enfrentar los temores personales.
    • Define un plan de vida y responsabilízate de alcanzar tus objetivos.
    • Recupera tus sueños e ilusiones, descubre todo lo positivo que hay en ti.

    Si sientes que te encuentras en un momento de crisis, no dudes en comunicarte con los orientadores del Teléfono de la Esperanza. Marca 4482945, de Medellín, Colombia.

  • 17

     

    22
    8
    Worried woman on telephone
    87

     

    Voluntarios del Teléfono de la Esperanza.
    Voluntarios del Teléfono de la Esperanza.

  • email: medellin@telefonodelaesperanza.org"
    +57 034 448 29 45

    Avenida 33 # 76 -81 Ofi 101
    Medellín, Antioquia

  • Contactenos

    Nombre (requerido)

    Correo electrónico (requerido)

    Asunto

    Mensaje